La Justicia le impidió a una madre educar a su hija en su propia casa

Mas allá de que era una niña, quise respetar sus decisiones”

Por  Jorge Alvarez (*)

Casa borrada

 

Josiana Beain es una joven artista plástica neuquina que cobró notoriedad pública por ser la madre de Emma, una niña de 8 años, que decidió dejar la escuela para continuar sus estudios en casa. Las razones responden a la dificultad de integrarse al “sistema educativo”, cuestiones que su madre respetó. Hace poco un fallo del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) la obligó a volver la escuela.

Josiana es delgada y sutil para los ademanes, mira a su entrevistador para escuchar la pregunta y luego, para responder, pierde la mirada en un horizonte. En septiembre de 2014, su hija Emma le dijo que no quería ir a la escuela. Había transitado el pre-escolar y parte de primer grado, pero la falta de entendimiento con las docentes, sus pesadillas frecuentes y el malestar que le provocaba el aula, hicieron que la opción de estudiar en casa, cobrara una dimensión de realidad distinta. Josiana había tomado impulso con lecturas sobre pedagogía libre y eso contribuyó a respetar la decisión de su hija.

Sin embargo, la Defensoría del Niños, Niñas y Adolescentes presentó un recurso de amparo para que la cuestión fuera zanjada en sede Judicial. Luego de un largo periplo en los Juzgados, el TSJ determinó, el pasado 3 de marzo, que “la obligación de la progenitora de cumplir con la responsabilidad parental, y garantizar la escolarización, conforme nuestro a ordenamiento es obligatoria” y que “la circunstancia de que la niña no asiste a la escuela, y que la madre manifiesta que la educará en su casa” no coincide con la educación oficial.

¿Cómo se dio está situación en la que tu hija termina estudiando en su casa?

– Yo venía leyendo sobre pedagogías alternativas y eso me fue acercando a familias que estaban educando a sus hijos en el hogar.  Me fui entusiasmanda y empecé a probar el método con mi hija antes de que saliera de la escuela. La verdad es muy efectivo seguirle a los niños el hilo de lo que quieren aprender; es alucinante ver el progreso y la apertura de cabeza que tienen los niños cuando vos respetas sus intereses. En ese contexto ella me planteo su salida de la escuela y yo la respete. De la misma manera si quisiera volver, seguiría respetando su facultad para decidir en libertad.

¿Fue dificultoso implementar estas nuevas pedagogías con tu hija?

– A la hora de poner el conocimiento a disposición de mi hija tuve que hacer un trabajo muy grande conmigo misma. Y si se habla desde una pedagogía de la libertad, hay que hablar de una libertad total, y eso incumbe todas las decisiones que ella tenga. Más allá de que es una nena, sus decisiones son respetables igual. Aún si cambiaran, los niños son muy sabios. El Sistema Educativo está hecho carne en nosotros, y no los cuestiono, pero muchas veces me sentí cuestionada o limitada en mis acciones por la opinión de los adultos, y no quiero que eso pase con mi hija.

¿Pero por qué optar por la educación en casa? ¿No es limitar acaso la sociabilidad de los niños?

– La educación en casa está siendo mi opción en este momento, porque no había una escuela alternativa que llenara mis expectativas y estuviera creada en ese momento. A mi hija le interesa la sociabilidad y las actividades con los otros, pero no con las reglas que nos impone el sistema educativo; son otras sus condiciones. Estaría bueno que el debate sea más consciente sobre lo que queremos hacer con nuestros hijos y el mundo que queremos ofrecerle.

Hay un fallo del Tribunal Superior de Justicia que te obliga a re-escolarizar a tu hija, el planteo es que se vulneran sus derechos con la decisión de estudiar en casa…

– El fallo ya está firme, por más que pueda considerarlo irregular a todo el proceso que se dio y con varios puntos oscuros en la acción de funcionarios. El falló ya está, pueden ejercer la fuerza pública si quisieran. Ese es mi límite. Acudí al Consejo Provincial de Educación y negociamos un punto intermedio para que se reingrese a la escuela. El fin de ellos es que se reinserte, así que en este caso particular será con acompañamiento.

¿Hay otros casos o el de Emma es el único?

– Yo tengo conocimiento de familias que están en la misma situación pero han optado por la invisibilidad, sobre todo por lo que genera una pelea de estas características. Incluso a mí, que estaba decidida, me costó encontrar una abogada que me defendiera. Ellos forman parte de ese Estado y es difícil que se pongan en la vereda del frente. Estaría buenísimo que las cosas se pudieran plantear desde otro lugar, es mi deseo que podamos contar con normas que nos permitan sostener estas prácticas sin problemas. Afrontar una pelea sin eso insume mucho esfuerzo y energía y el Estado te consume.

(*) Jorge Álvarez cursó Redacción Periodística a Distancia, a cargo del Prof. Nerio Tello, en los meses de marzo-abril de 2016.

(Extracto de una entrevista realizada el 29 de marzo de 2016. Programa “Cuarto Intermedio” magazine radial de Radio Universidad Calf 103.7mhz (Neuquén Capital – Provincia de Neuquén – Patagonia Argentina)

 

 

 

Deja un comentario